Videojuegos

Generalmente se entiende que un videojuegos es de tipo  digital interactivo (según Wikipedia), con independencia de su soporte (ROM interno, cartucho, disco magnético u óptico, on-line) y plataforma tecnológica (portátil como la PSP, Nintendo 3DS, etc.; videoconsola conectable al TV -PS2, PS3, Xbox 360, Wii, etc.-, teléfono móvil, máquina recreativa, microordenador, ordenador de mano, vídeo interactivo). Para decirlo de forma clara y sencilla, el aparato es la consola, su soporte; y su contenido es el juego, lo que vemos en  la pantalla.

Desde mi propia experiencia es que me atrevo a opinar sobre este mundo, los videojuegos, que están  en constante evolución, y son mirados con ojos críticos muchas veces devastadores. ¿Exageran demasiado o no entienden nada? Por lo que yo he vivido y estoy viviendo, además, porque estoy rodeada de personas que como yo, encuentran en los videojuegos un lugar de entretenimiento, siento un llamado de justicia para reivindicar su función principal.  Así es, un lugar de recreación y distracción.  Y sentimos que el verdadero significado que tienen los videojuegos, desde su lugar de esparcimiento, está siendo vapuleado por aquellos que no saben darle un buen uso.

¿Por qué los videojuegos son tan controversiales?  Hoy día son vistos como potenciales destructores de mentes, de aislamiento, generadores de violencia  y un crudo mercado que lucra con los vicios de los jóvenes y  que tienden a  esclavizarlos. Las miradas más  negativas son puestas allí, sin exagerar. Sin embargo, sólo aquellos que experimentan y conocen realmente dónde están parados es cada jugador, aquel que  tiene el control en su manos. Y somos nosotros, los jugadores también conocidos como Gamer, usar el término inglés es más “cool”, nos sentimos amenazados con tantas miradas reprochadoras . Lo cual no quita la posibilidad de quien está afuera y quiera opinar lo haga, sólo esperamos críticas constructivas y basadas en experiencias propias. De nada nos vale que repitan que los videojuegos son malos así por que sí y si nunca lo han probado… Me refiero específicamente a esas personas, que hablan sin saber.

En los peores casos se habla de vicio, sobre todo en aquellos jóvenes que no tienen control sobre sí mismos, que por algún motivo personal los lleva a encerrarse y aislarse del mundo real por períodos muy largos. Hay que hacer una mea culpa y sincerarnos con nosotros mismos. ¿Cuándo podemos decir que estamos frente a un vicio? Cuando rompe con todas nuestras rutinas, esas que hacíamos antes de jugar y ahora lo dejamos porque sentimos que es imprescindible seguir jugando. Dejamos de lado la familia, los amigos, nos encerramos y pactamos  con el juego hasta su final y volver a  comenzar uno nuevo. Vez tras vez… No pasa nada si sólo fue un día o dos o hasta tres… pero  semanas, lo cambia todo. Si no respondes al grito de mamá eso ya es un mal signo. Créeme.

Sentados o parados, depende el como queramos jugarlo, y no importa si me están hablando, estoy concentrado en el juego. El descuido más mínimo es una partida perdida. Imagínate si tuviste jugando más de dos horas, y sos  tan “vivo”  que no guardaste la partida hasta no terminar un largo trayecto. ¡Se corta la luz!. Toda la partida está perdida. Volver a empezar, de buena gana o con bronca, pero seguís otras 2 horas y más para recompensar esa pérdida.  Te pasaste toda la tarde jugando, o toda la noche, o toda la mañana, o todo día. No tienes noción del tiempo. Nos pasa a muchos, sobre todo si esperábamos un juego tan ansiado.  Dicen lo que saben, llámense psicólogos y pedagogos, mamá y papá, que perder la noción del tiempo jugando nos convierte en viciosos. En parte lo considero cierto, en el caso que no tenga nada para hacer; por otra parte descuidar mis estudios y otras necesidades sí lo convierten en un problema. Y muy graves en ocasiones.

Caso aparte son los jugadores que no necesariamente se la pasan largas horas de juego, o al menos no rompen con su vida normal, y son muy buenos con los juegos sin descuidar su vida real. Esta clase de jugadores rara vez se encierran a jugar por períodos muy largos. Están aquellos jugadores que sabiendo todo del juego tienen interés de compartir ese  saber. Lo hace en los foros, lo hace en su página sobre videojuegos, en su blog, con amigos, etc. Crea un lazo de interacción con otros jugadores a partir de su experiencia. Comparte trucos y tácticas a través de extensas y detalladas guías que ayudan a otros jugadores a superar situaciones que no pueden controlar. Les interesa interactuar con sus “colegas”.

  Hay Jugadores que ven a los videojuegos como una herramienta de descarga de tensiones y frustraciones que acarrea el mundo real, pero al terminar el juego, vuelven a su vida normal, van al colegio o la universidad, salen con sus parejas, o con amigos, disfrutan del mundo real y del mundo virtual, no hay conflictos entre ambos.  No obstante, los otros jugadores, diría yo, dependientes compulsivos, basan su existencia en uno o varios videojuegos. Descuidan su vida sin discriminación alguna, e incluso tienen dolores de espalda o en las articulaciones, dolores de vista y de cuello, problemas de columna, debido a largas horas de mala posición frente al televisor o la computadora, o consola portátil. Están los casos crónicos de aquellas personas que no salen durante semanas de sus casas por estar pegadas a sus consolas, están aquellas que le “putean” a la máquina como si fuese la culpable de todos sus males, e incluso la rompen; y también, los casos extremos fatales, gente que ha muerto por inactividad.

No puedo dejar de recordar a ese joven de 28 años, vivía en Corea del Sur, dicho de paso éste país tiene graves problemas de adicción con respecto a los videojuegos online y al uso de internet, debido al bajo costo de la conexión, el  90% de la gente allí tiene acceso a los mismos; en el año 2005 un muchacho pasó 50 horas de juego online sin parar… se imaginan, ignoró todas y cada una de las señales de auxilio del cuerpo, era un caso absolutamente extremo, y de lo que más se teme de las adicciones. Una de las causas letales fue la deshidratación. Personas como este joven coreano,  definitivamente no consideran el juego como mero entretenimiento, ya se convierte en  algo personal. Lo más triste es que las personas que pasan más de 6 o más horas de juego ininterrumpidos, sin levantarse a ir al baño siquiera, si sucediera,  no se consideran como adictos, no hasta que les duela todo o se rompan en dos… a veces, ni así.

Tiene mucho que ver el contexto en el cual nos hacemos jugadores. En mi caso juego desde los 8 años aproximadamente. Confieso que he jugado tardes enteras durante días para terminar un juego, era religiosamente sentarme de las 14hs hasta las 20hs. Y cuando lo he terminado no sé explicar la sensación exacta que me producía terminarlo, es una mezcla de alivio, tristeza, y hasta de decir “¿eso fue todo?”, decepción en algunas ocasiones. Tuve la suerte de tener padres bastantes controladores -no dictadores, que me hicieron apagar la consola cuando me pasé de la raya- y gracias a ellos conozco los límites, y debo agregar que en mi casa mis dos hermanos son jugadores también, ninguno llegó a casos extremos, pero sí hemos tenido conflictos.

Estarán aquellos jugadores que se adentraron a ésta actividad por méritos propios, por iniciativa propia de experimentar; otros porque han sido fuertemente influenciados por amigos o hermanos, están aquellos que probaron entrar para permanecer o bien reconocerse con otros jugadores, buscan su espacio. Otros lo harán porque es su trabajo. Muchas son las posibilidades que pueden introducirnos en este espacio gigantesco y  ambiguo, pero a la vez muy entretenido, por qué negarlo.

Hasta ahora he comentado muchas de las negativas que presenta este “universo” multimedia.  Pero también tiene el lado productivo, llamémoslo así. Me refiero específicamente en las cualidades que adquieren los jugadores. Para ser un buen jugador o al menos sobrellevar un juego, requiere de buena memoria, capacidad de análisis y  razonamientos inductivos y deductivos, platearse estrategias ya que de ello dependerá el éxito del juego en algunas ocasiones; importante también los movimientos corporales que coordinen, o bien, sincronicen con el juego, si estamos ante las consolas Wii o la Kinect. Es decir, no estamos pasivos como seres vegetales, en la mayoría de los casos. Hay actividad en nuestro cuerpo, todo el movimiento lo realiza nuestro cerebro, o nuestro cuerpo dependiendo con qué consolas juguemos. Interactuamos de modo directo con el juego.

Todo esto sumado a la fascinante idea de controlar personajes ficticios que además nos entretienen con sus historias, es atractivo para muchos. Es, en lo personal, lo que hace exitosos a los videojuegos. Los jugadores tenemos el control de la situación y de nosotros dependerá el progreso de la historia. No somos simples receptores, somos emisores y receptores al mismo tiempo. Y esto se potencia en gran medida cuando buscamos compartir con pares estas experiencias, entonces nos incorporamos al mundo actual en donde todos buscan ser protagonistas también, contando sus experiencias a los demás; sentimos que encajamos a la perfección cuando nos preguntan sobre tal videojuego y lo sabemos de principio a final.

En cuanto a las otras inquietudes que presentan los videojuegos son los contenidos de los mismos. Y aquí se apela al juicio de cada uno o de terceros. Qué quiero decir, que si sos mayor de edad y estas en pleno uso sano de tus facultades mentales, sabrás que todo ese mundo virtual muere cuando se apaga la consola. No existe el más allá para los juegos. Bien, muchos me dirán, están los cosplays, están los muchos fanáticos que querrán revivir a su personaje favorito con cualquier actividad (vistiéndose como tal, hablando como tal, etc.) pero si sos consciente, sabrás que no va más allá eso y no puede y no debe ir más lejos. No sos ese personaje y tampoco lo serás tal cual se ve en los videojuegos. Nuestra realidad es otra,  hay que aceptarla con virtudes y defectos, evitar que se transforme en una obsesión enfermiza.

En el caso de los niños, se apela al cuidado de los padres o tutores, éstos son responsables directos de las acciones de sus hijos y depende de ellos que sus niños no se transformen en futuros adictos a los videojuegos. Porque son niños y como tales no conocen las ventajas y desventajas de un producto.

La violencia es explícita en muchos juegos, casi brutales y desgarradores. Como lo son en las películas o en los noticieros o programas de televisión. No es excusa, simplemente no se puede esperar que los juegos que tienen altos grados de realismo no presenten las mismas características que los demás formatos. Sin embargo, y no me canso de repetirlo, una persona normal, que no presenta trastornos en su personalidad, sabrá sobrellevar cualquier tipo de videojuego sin problema alguno. Una persona normal, con juicio y valores propios, sanos,  no anda por la vida intentando imitar en todo a su juego o personaje preferido. A lo sumo adopta pequeñas  facetas, pero que no son significativas para un cambio radical y profundo en su personalidad. Están aquellos que les gusta fantasear, como cuando ven una película o leen un libro. Es normal, pero deja de serlo cuando ya superan nuestras posibilidades motrices, fisiológicas, psíquicas y espirituales. Está en cada uno darse cuenta a tiempo, y si contamos con buenos amigos y familia, ellos mismos nos mostrarán que tan torcidos vamos por la vida. Y creo que no sólo sirve para los videojuegos, sino para todas nuestras actividades.

Hay muchos juegos que tiene alto porcentaje de realismo, justamente tratan temas que podemos asimilarlos con la realidad y resulta interesante ver y “conocer” personajes que toman determinadas acciones y posturas frente a las dificultades y logran  cautivar por ello. La razón por la cual muchos jóvenes se identifican con tal o cual personaje tiene que ver por sus acciones en el juego y por su personalidad que resulta interesante para el jugador. Los juegos que son más realistas, al margen de que puedan ser violentos, también trabajan con temáticas éticas, filosóficas y mundanas; temas como: el medio ambiente y economía y negocios (Sim City, Wall Street Trader y The Settlers), temas armamentísticos y conflictos por el territorio, dinero y poder (Apache, Hitman, etc…), competencia deportiva (PES 2010, Virtual Tennis, etc…), entre otros, también se trabaja con la emotividad, el amor, victorias y fracasos, por ejemplo las sagas de Final Fantasy, además de tratar infinidad de temas, se destacan por cierto romanticismo; triángulos amorosos como en The Sims. Todo esto obviamente rodeado con contenido fantasioso, como ser los súper poderes, habilidades y fuerza extra naturales, seres casi perfectos. Aquello que no podemos ser es lo que más nos atrae… Es importante también que un juego esté dotado de un fuerte y buen argumento, y los que muchos hoy día piden también, de muy buena calidad gráfica y sistema de juego.

Por último, otro aspecto negativo que se presenta para los más críticos en el tema es el racismo. Robert Parungao, licenciado en sociología, egresado de la Universidad de la Columbia Británica, realizó una tesis sobre el racismo en los videojuegos. Éste hombre pasó 100 horas jugando a Kung Fu, Warcraft 3, Shadow Warrior y GTA3, y al mismo tiempo analizó las historias y los personajes de estos videojuegos. Desconozco cuanto tiempo le llevó su investigación, pero quiero creer que mucho, porque 100 horas de juego no es poco.  De ésta manera Parungao afirma que el racismo en los videojuegos es muy preocupante.

El licenciado dijo lo siguiente: “Las películas y la televisión están bajo un mayor escrutinio así que los grupos de derechos civiles y de las minorías puede denunciar sus objeciones e influir en ellos. Pero los videojuegos se han visto en general como juguetes para niños. No existen los mismos mecanismos o foros de crítica para animar a evolucionar a los diseñadores de juegos.”

Respecto a GTA3, el licenciado critica que “los personajes no blancos son principalmente miembros de tríadas, gángsters Yakuza, bandas latinas o negras. Estos personajes típicos aparecen en muchos juegos y funcionan como obstáculos narrativos a superar, dominar o finalmente eliminar por parte del héroe blanco.”

Además, cree que es estúpida  la mezcla de estereotipos asiáticos, como el malo de Shadow Warrior, que aunque tiene un nombre chino, Lo Wang, grita al disparar su lanzacohetes: ‘¡Como en Hiroshima!’.”

Porungao tiene fe en que estas cosas cambiarán y que los videojuegos pueden mostrar su lado más positivo, y dejar de ser vistos con malos ojos por la sociedad: “Espero seguir investigando formas de mejorar los videojuegos porque son divertidos y me gustaría verlos convertirse en algo positivo y no negativo.”

Es curioso, es verdad que la sociedad, a veces, hace vista gorda ante estos temas, o da tiros sueltos por los aires y lo deja ahí, flotando; no presentan una solución concreta y que satisfaga a todos, eso difícilmente se pueda lograr. Y siempre llegan a la misma conclusión: los videojuegos son una mala influencia para quienes lo juegan. Y cuando los videojuegos son el blanco de duras críticas, se tiende a victimizar al joven que está en trance con los mismos.  Personalmente creo que, cada uno es responsable de sus actos, no se le puede echar culpa al producto sino al que lo usa y como lo usa. Obviamente algunas tecnologías están hechas bajo ciertos intereses ajenos, que dependiendo de cómo reaccionemos a ello responderemos bien o no a ese interés. Seguramente habrá mentes malintencionadas trabajando detrás de los videojuegos, o quizás no. Pocos o nadie lo sabe. Tampoco podemos pretender que  todo lo que hagamos está completamente mal ni completamente bien. Un uso moderado de las cosas, de cualquier actividad arroja siempre un saldo positivo. Un uso abusivo, provocará frustración y desequilibrio en nuestra vida.  Todo tiene su pro y su contra, y sacaremos lo mejor de cada uno sin afectarnos gravemente dependiendo del uso que hagamos.

Considero que  hay que reflexionar  a nivel personal algunas cosas antes y después de  jugar, en caso que entremos en conflicto con los videojuegos:  preguntarnos  qué pretendemos conseguir con el juego, por qué quiero jugar,  qué sensaciones me dejó, si valió la pena, si con el paso del tiempo sigue produciendo los mismos efectos y sensaciones como la primera vez. Finalmente, dar un vistazo de nuestra vida, un antes y después de los videojuegos, qué ha cambiado. Si puedo analizar todo esto y llegar a la conclusión que los videojuegos  no han perjudicado mi modo de vida social y personal de forma sustancial, entonces los videojuegos son un mero entretenimiento. Tómenlo como un test personal para medir nuestro nivel de vicio. ^_^

Cierro todo este tema con los tipos de juegos, habrán quienes los conozcan todos y otros que no, pero siempre esta bueno probar un poco de todo, variar y así ver que tan hábiles somos en algunos juegos y cuáles no son nuestro fuerte.

CLASIFICACIÓN DE LOS VIDEOJUEGOS

Arcade (Juegos tipo plataforma, luchas…)

EJEMPLOS: Pacman, Mario, Sonic, Doom, Quake, Street Fighter, Arcanoid.

– Pueden contribuir al desarrollo psicomotor y de la orientación espacial de los estudiantes, aspecto especialmente útil en el caso de los más pequeños.

– Riesgos a considerar: nerviosismo, estrés y hasta angustia que pueden manifestar algunas personas ante las dificultades que encuentran para controlar a los personajes del juego.

Deportes

EJEMPLOS: FIFA, PC Futbol, NBA, Formula I GrandPrix, Need For Speed.

– Permiten la ejercitación de diversas habilidades de coordinación psicomotora y profundizar en el conocimiento de las reglas y estrategias de los deportes.

– En algunos casos también se pueden alcanzar niveles altos de estrés.

Juegos de aventura y rol

EJEMPLOS: King Quest, Indiana Jones, Monkey Island, Final Fantasy, Tomb Raider, Pokémon, Ultima Online.

– Pueden proporcionar información y constituir una fuente de motivación hacia determinadas temáticas que ayuden a ser fuentes de debates.

-promover la reflexión sobre los valores y contravalores.

Simuladores y constructores (aviones, maquinarias, ciudades…)

EJEMPLO: Simulador de vuelo Microsoft, Sim City, Tamagotchi, The Incredible Machine, Theme Park

– Permiten experimentar e investigar el funcionamiento de máquinas, fenómenos y situaciones.

-sólo constituyen una aproximación a los fenómenos  que se dan en el mundo físico.

– La realidad siempre es mucho más compleja que las representaciones de los mejores simuladores.

Juegos de estrategia

EJEMPLOS: Estratego, Warcraft, Age of Empires, Civilitation, Lemmings, Black & White, Centurion.

– Exigen administrar unos recursos escasos (tiempo, dinero, vidas, armas…) prever los comportamientos de los rivales y trazar estrategias de actuación para lograr unos objetivos.

– Quizá los mayores peligros de estos juegos sean de carácter moral, por los contravalores que muchas veces asumen y promueven.

Puzzles y juegos de lógica

EJEMPLO: 7th.Guest, Tetris

– Desarrollan la percepción espacial, la lógica, la imaginación y la creatividad.

– No contemplamos riesgos específicos para este tipo de juegos, aunque como pasa con todos los videojuegos conviene evitar una excesiva adicción que podría conducir a un cierto aislamiento y falta de ejercicio físico.

Juegos de preguntas

EJEMPLO: Trivial, Carmen Sandiego

– Los juegos de preguntas pueden servir para repasar determinados conocimientos de todo tipo.


(fuentes: Marco Alberto Sotelo, UNAM México (clasificación de los videojuegos), artículo noticia “Una tesis califica los videojuegos de racistas” de Joan Meix.).

http://files.photosnack.net/app/swf/EmbedCanvas.swf?hash_id=fe0eafe72868545dc0ed8ae3a2597473&t=1327790331To view this photo slideshow you need to have Flash Player 9 or newer installed and JavaScript enabled. This flash photo slideshow gallery was created with PhotoSnack in a couple of minutes.

Anuncios

2 respuestas a Videojuegos

  1. hola es muy inteligente lo que dices en este blog y tiene totalmente la razón ya desde aqui mando saludos desde Posadas n.n

    Me gusta

    • Hola! me complace saber que te agrada y que lo hayas leido todo jaja es un poco extenso 😀 sos libre de compartir si quiere tus ideas y pensamientos sobre el tema. Espero que si eres Gamer continues con la práctica y lo disfrutes! ^w^d Mis saludos para vos también! Gracias!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s